top of page
Buscar

Las flores preservadas: Una naturaleza eterna. 

Las flores preservadas o ‘eternas’ a diferencia de la liofilización y del secado, son flores que mediante un proceso de estabilización pueden tener un acabado más duradero y natural en comparación a las flores secas o deshidratadas. 

Este procedimiento permite que las flores duren mucho más tiempo, y sean una excelente opción para añadir un toque de belleza y elegancia a cualquier espacio.  

 

Para liofilizar una flor, esta se introduce en una cámara frigorífica que hace que su cuerpo se congele y la planta se deshidrate. Posteriormente, se logra la sublimación del hielo y se recupera a una temperatura ambiente. Gracias a esta técnica la flor puede conservarse imperecedera durante años. En Ecuador RoseAmor se dedica exclusivamente a la producción de flores eternizadas. 

  

RoseAmor en la búsqueda por cumplir con los más altos estándares de calidad dentro de un mercado tan exigente, decide apegarse a estos estereotipos con el fin de poder ofrecer un valor agregado. Japón tiene una fascinación por la perfección de las rosas preservadas. El tamaño único de la rosa ecuatoriana, su calidad superior, sus botones redondos y espirales centrados, han sido un atributo invaluable para un cliente que busca esta “perfección” en las rosas que compra. El camino para llegar a un resultado con peculiaridades tan especiales ha enseñado a esta marca a desarrollar un meticuloso trabajo, permitiéndole lograr un producto de excelencia. 

 

 

En el año 2000, iniciamos la producción de cabezas de flor preservadas bajo la marca RoseAmor, impulsados por la visión de nuestro gerente general, Diego Ucrós, quien vio en este producto un potencial global. El éxito en mercados como Holanda, Italia y otros países europeos nos consolidó como la marca líder en rosas preservadas. 

Al ver que el producto sí estaba empezando a marcar tendencia en mercados internacionales, tomamos la decisión de dedicarnos exclusivamente a la producción de flor preservada en el 2016 para hacer de RoseAmor la marca más grande de flores preservadas en el mundo.”  Sergio Ucros 

  

Las flores preservadas son un producto Premium que ofrece una serie de ventajas al consumidor final. 

  • Mayor duración: Las flores preservadas duran más de un año sin perder su color, forma o textura, mientras que las flores frescas se marchitan en pocos días. 

  • No requieren mantenimiento: No necesitan agua, sol, ni cuidados especiales, lo que las convierte en una opción práctica y cómoda. 

  • Versatilidad: Se pueden utilizar para crear una gran variedad de arreglos florales, desde ramos y centros de mesa, hasta cuadros y esculturas. 

  • Exclusividad: Se pueden encontrar en colores y diseños que no se hallan en la naturaleza, convirtiéndolas así, en un regalo único y especial. 

  

El cliente no solo paga por una flor duradera, sino por una experiencia emocional que perdura en el tiempo. A diferencia de las flores frescas, que son efímeras, las flores preservadas se convierten en un símbolo de amor, amistad o agradecimiento que puede disfrutarse durante mucho tiempo. El mercado de las flores preservadas no pretende que las personas dejen de consumir flor fresca, ya que este producto atiende necesidades emocionales distintas. 




  

Las flores preservadas ofrecen una serie de beneficios a los productores, como una mayor duración al tener una vida útil de más de un año, sin perder su color, forma o textura y manteniendo la flexibilidad de la flor fresca. Esto les permite a los floristas, manipular la flor sin tener que preocuparse por dañarlas, incluso pueden reutilizar sus botones para diversos arreglos. Reducen el desperdicio y las pérdidas por descomposición. La flor preservada tiene una menor dependencia del clima, lo que permite una mayor estabilidad en su producción. 

 

El mercado de flores preservadas está en crecimiento, lo que representa una gran oportunidad para nuestros aliados comerciales que se especializan en este tipo de producto. Las flores preservadas tienen un mayor valor en comparación con las flores frescas, permitiendo de esta forma, mayores márgenes de ganancias a los productores.   

Además de estos beneficios, RoseAmor se preocupa por el medio ambiente y utiliza prácticas sostenibles en su proceso de producción. La empresa utiliza tintes de origen vegetal o mineral, etanol en lugar de metanol y empaques de cartón para reducir su huella de carbono. 



La tendencia de la flor preservada tuvo su primer boom en Japón. Hoy en día, el mercado europeo ha mostrado interés en el producto, sobre todo Holanda e Italia.  EE.UU ha comenzado a mostrar interés por la flor preservada en los últimos años y otros mercados como los latinoamericanos también empiezan a despertarse. Sabemos que China ha logrado producir flores preservadas a menor costo, sin embargo, RoseAmor también llega a China, a los nichos que valoran la calidad sobre el costo. “Nosotros tenemos distribuidores en los cinco continentes, pero nos proyectamos, eventualmente, a establecer fuertes cadenas de distribución en todo el mundo.” 

  

Las flores preservadas de RoseAmor, según Sergio Ucros, son un producto 100% natural y amigable con el medio ambiente. Se utilizan solo productos de alta calidad en sus procesos, tales como, tintes de origen vegetal o mineral. El resultado final es un producto que cuenta con la textura y flexibilidad de la flor fresca pero que mantiene su color por lo menos hasta un año.  

 Esta flor es altamente manipulable. Los floristas pueden abrirla o usar la técnica del réflex en los pétalos de la rosa RoseAmor sin tener que preocuparse de que se quiebren. Ellos pueden quitar y poner a su antojo, incluso pueden reutilizar botones de arreglos ya existentes para nuevos productos. 

 “Hemos logrado garantizar colores estabilizados en nuestros productos. Nuestros clientes no tendrán que preocuparse por que sus rosas cambien de color con el paso del tiempo 

La marca RoseAmor ofrece en su portafolio de productos: girasoles, ranúnculos, hortensias, poinsettias y dianthus (green ball), entre otros. Sin embargo, nuestro equipo siempre está en constante desarrollo de nuevos productos” 

  

En la actualidad, un tema especialmente relevante para la industria es la sostenibilidad y el cuidado al medioambiente.  

  

RoseAmor está comprometida con la protección del medio ambiente a través de distintas prácticas:  

1.- Uso de insumos de alta calidad: Tintes de origen vegetal o mineral, etanol en lugar de metanol y empaques de cartón. 

2.- Tratamiento del agua: Se devuelve al río después de ser utilizada en los procesos de producción. 

3.- Compostaje de los desechos vegetales: Se reintegran a la tierra para nutrir las rosas. 

4.- Certificación FSI 2025 (Floriculture Sustainability Initiative): Reducción de la huella de carbono y prácticas sostenibles en la producción. 

 

“Al cuidar de nuestro ecosistema estamos también cuidando de las plazas de trabajo de nuestros colaboradores. Creemos que se deben implementar prácticas sostenibles pensando en nuestro bienestar a largo plazo” 

  

Además de la responsabilidad ambiental, RoseAmor se preocupa por el bienestar de sus colaboradores al implementar capacitaciones continuas sobre prevención de consumo de sustancias adictivas, enfermedades de transmisión sexual y otros temas relevantes. 

Ofrece un ambiente laboral equitativo, donde más del 50% de sus colaboradores son mujeres. 

Es un espacio pet friendly. La finca ha rescatado y acogido a perros callejeros bridándoles atención médica y alimentación.  Los perros rescatados son esterilizados para evitar que se reproduzcan descontroladamente. 

 

“En RoseAmor, creemos que cuidar del planeta y de las personas que trabajan con nosotros es fundamental para lograr productos de alta calidad y construir un futuro sostenible” 

  

Las rosas preservadas son el reflejo de una industria que cada día innova, se desarrolla y busca la mejor manera de mantenerse viva. Es un lujo poder disfrutar de la belleza de la naturaleza de una manera tan sencilla, duradera y de tan alta calidad. Las rosas son una forma simple de disfrutar la belleza real de este mundo. Las flores eternas nos permiten compartir emociones y sentimientos por mucho más tiempo, decorando y alegrando nuestros hogares y siendo el símbolo más importante del cariño y el amor, en este caso, eterno. 

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page